¡Feliz 2014!

una vida de teléfonos

Muchas ilustraciones de las portadas del New Yorker reflejan mejor que cientos de páginas de texto el tiempo que nos toca vivir. En la primera portada de 2014, los padres/espectadores captan con sus teléfonos las imágenes de los niños que actúan en una función teatral. Ya no sirve disfrutar del momento. Se trata de grabar vídeos y hacer fotografías. Obtener imágenes para recordarlas a posteriori, aunque luego no siempre se pueden disfrutar porque el tiempo se va en capturar nuevas fotografías. El presente es más evanescente que nunca desde que la tecnología nos ha convertido a casi todos en individuos multitarea.

Después de capturar las imágenes, hay que distribuirlas cuanto antes por Twitter y Facebook. Compartimos las cosas de forma inmediata, guiados por impulsos y arranques de frenesí o, peor, por excesos de autoestima.

En los bares, los periódicos de papel están abandonados en las barras porque la gente se entretiene deslizando el dedo por la pantalla de un teléfono mientras toma café. Leemos casi todo, pero muchas veces no recordamos dónde a no ser que se repase el ‘timeline’ de Twitter. Los medios que antes competían por las noticias, ahora disputan los clics utilizando para conseguirlos estrategias de fullero en lugar de emplear buena información y buenos titulares.

No me quejo: es lo que toca.

Muchas veces hasta resulta divertido.

Feliz 2014!

Esta entrada fue publicada en Uncategorized, VIAJES Y COSAS y etiquetada como , , , , , , . Guarda el enlace permanente.